Propuestas en materia de salud mental.

El dia 10 de Octubre se celebra el Día Internacional de la Salud Mental. Por lo tanto, y en conmemoración por este día, queremos hacer desde el partido político M+J una aproximación acerca de la salud mental: definiéndola, analizando la situación actual y realizando 3 propuestas:

 

Desde el ámbito de la OMS, la salud mental es «un estado de bienestar en el que una persona se da cuenta de sus propias capacidades, puede hacer frente a las tensiones normales de la vida, puede trabajar de forma productiva y puede hacer una contribución a su comunidad» . Por lo tanto, se parte desde la base en la que el individuo puede llevar a cabo sus actividades del día a día sin perjuicio alguno tanto para sí mismo como para con la comunidad.

 

En España, en décadas anteriores a 1980, se llevaron a cabo tratamientos en los mal llamados sanatorios mentales o manicomios, en los cuales se realizaban terapias de electroshock, duchas frías, entre otros, que no ayudaban para nada en el abordaje de las afecciones mentales de sus pacientes. Por otra parte, la visión que se tenía del enfermo mental era algo que muchas familias tapaban en secreto, por temor o por vergüenza.

Sin embargo, con el paso de los años los tratamientos y los profesionales implicados en ellos han ido evolucionando y mejorando. La Confederación de Salud Mental Española, nacida en 1983; los Centros Asistenciales de la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios; la Fundación Española de Psiquiatría y Salud Mental, entre otros centros, asociaciones, fundaciones y trabajadores han estado colaborando e introduciendo protocolos, información y ayudas a los sectores más desfavorecidos.

Pero todavía queda un largo camino por recorrer, tanto por parte de las administraciones como de la sociedad. Según fuentes del Comité Internacional de Cruz Roja, en un estudio elaborado en siete países, la pandemia de la Covid-19 ha empeorado la salud mental de las personas. En otro estudio, elaborado por la Fundación Pere Tarrés en colaboración con San Pedro Claver–Fundació Sanitaria (SPCFS), la Fundación Vidal y Barraquer y la Fundación Eulàlia Torras de Beà, también muestran que la exclusión social, la precariedad laboral y el no tener una vivienda digna son sólo algunos puntos en los que la Pandemia actual ha agravado las condiciones de personas con pocos recursos, conllevando un aumento de problemas de salud mental. 

Podemos concluir que, por tanto, las condiciones en las que se atienden a los sectores de población con este tipo de afecciones han mejorado en los últimos años, pero nunca hay que dejar de lado la importancia y la persistencia de llevar a cabo una serie de atenciones y cuidados, para tratar correctamente a aquellos que más lo necesitan.

 

Por ende, desde el partido político M+J proponemos:

 

# Una planificación y atención de cuidados personalizados para con el paciente y su entorno, teniendo en cuenta sus habilidades y fortalezas, realizando un seguimiento por diagnóstico y objetivos y facilitando grupos de apoyo y asistencia, en colaboración con el paciente y su entorno, permitiendo así un feedback continuo.

 

# Seguir mejorando los servicios asistenciales en cuanto a personal y recursos en los Centros de Salud para ofrecer un cuidado holístico e individualizado en el paciente, para que en los mismos centros se sientan como en casa.

 

# Garantizar unos protocolos a nivel autonómico y estatal que permitan una serie de cuidados dignos, sin entrar en discriminación en cuanto a la etnia, el género, los recursos, y cualquier punto que entre en conflicto con los Derechos Humanos de cualquier persona, sociedad y/o cultura.

 

Acabamos compartiendo unas sabias palabras sobre la salud mental del maravilloso libro «Los renglones torcidos de Dios», escrito por el escritor Torcuato Luca de Tena: «La locura no es más que la vida misma que, al ver las vergüenzas del mundo, decide volverse loca.» 

Y desde esta reflexión nos preguntamos: ¿quién no está libre de alguna locura de alguna clase, aún en lo más profundo de su fuero interno?

Creemos que una sociedad que no sabe cuidar de sus integrantes, y que desprecia y excluye al desamparado, es una sociedad incapaz de prosperar.

 

(Grupo de trabajo de Cuidados, partido político M+J)