En el partido político Por Un Mundo Más Justo (M+J) trabajamos con pasión por la construcción de un mundo más justo y creemos que el fin de la pobreza en el mundo es una decisión política. M+J es la concreción en España de un movimiento político global de lucha contra la pobreza.

Somos la alternativa política en España para la erradicación de la pobreza, promoviendo la defensa del Estado de Bienestar mediante la adopción de acuerdos internacionales en materia fiscal, laboral y financiera, que exijan una regulación mínima en todos los países del mundo para evitar las huidas de capitales y garantizar la aplicación de políticas sociales.

Somos personas comprometidas con la transformación del mundo mediante la promoción de la democracia y la educación en una cultura de Ciudadanía Global, de respeto de los Derechos Humanos (DDHH) y del Medio Ambiente.

Somos profesores, activistas y voluntarias; abogados y psicólogas; educadores y trabajadoras sociales; madres y padres apasionados por la educación en el amor, la justicia social y la solidaridad. Somos personas muy sensibilizadas con los derechos y la protección de la infancia. Por eso, individualmente colaboramos con organizaciones de cooperación internacional como OXFAM Intermón, Cáritas, Amnistía Internacional, Entreculturas o UNICEF entre otras ONGD.

Trabajamos por la implantación progresiva de la libre circulación de personas en todo el mundo, la eliminación de los paraísos fiscales y unas reglas de inversión y comercio internacional más justas que faciliten el desarrollo de África Subsahariana y de otras regiones excluidas.

Creamos movimientos sociales globales, trabajando en redes internacionales con ONG, asociaciones y organizaciones de otro tipo como sindicatos y organizaciones religiosas, defendiendo los derechos de las personas migrantes y refugiadas.

¿Te estás preguntando si Por Un Mundo Más Justo somos un partido cristiano?

Lo cierto es que oficialmente somos un partido aconfesional, pero esto puede cambiar. Desde nuestro inicio en 2004, pretendimos no excluir a nadie de nuestra propuesta política por ningún motivo, tampoco el religioso. Durante 16 años de andadura política, hemos ido afiliando personas con diferentes confesiones, ateas y agnósticas. Aunque hay una mayoría cristiana la diversidad es muy grande. El común denominador es que todas al debatir y participar, frecuentemente explicamos nuestra confesión para explicar nuestros valores o cada punto de vista. Por esta razón en el anterior Congreso de 2019, surgió formalmente la propuesta de que nos consideremos un partido «pluriconfesional» de modo que sigamos siendo inclusivos y al mismo tiempo expongamos con naturalidad nuestras diferentes orientaciones religiosas. Este es el vídeo de la propuesta que estamos debatiendo internamente en los foros: